21 enero, 2021

Así se vería hoy el rostro de María Cash: la nueva actualización forense a más de nueve años de su desaparición

Federico Cash, el padre de María, la diseñadora de modas que fue vista por última vez el 8 de julio de 2011 en Salta, pasó -literalmente- hasta el último día de su vida buscándola. Falleció tres años después de iniciar una cruzada por distintos puntos del país rastreando pistas sobre su paradero: murió en un choque frontal sobre la ruta 152 cuando se dirigía a La Pampa, con esperanza de encontrar algún dato certero que le permitiera encontrar a su hija.

Cuando la policía registró su vehículo, un Renault Clio color blanco, encontró una gran cantidad de folletos con el rostro de la joven. El hombre estaba convencido de que la única manera de que apareciera algún testigo que aportara información sobre ella es que nunca se dejara de difundir su foto. Hasta hoy, nunca se supo qué ocurrió realmente con María.

Cuando María desapareció tenía 29 años y todas las imágenes que dio a conocer su familia son de aquella época. Por eso, cobra importancia la nueva proyección de su rostro realizada por un equipo interdisciplinario de la Consultora Integral en Seguridad WD tras un pedido de la madre de la joven, María del Carmen Gallego; y de su hermano, Máximo Cash, que fue presentada hoy durante una conferencia de prensa. El mismo estudio había realizado una actualización de la imagen de Sofía Herrera, la joven desaparecida en un camping de Río Grande.

Esta fue la proyección realizada en 2018 por la Policía FederalEsta fue la proyección realizada en 2018 por la Policía Federal

“La proyección de edad, es un dibujo que se realiza progresivamente, teniendo como base una fotografía o imagen de la persona que se encuentra desaparecida. El método empleado requiere estudiar cada parte del rostro, mediante el análisis de la parte ósea y muscular, con el fin de establecer el comportamiento que darán la definición al nuevo rostro (imagen proyectada), dando forma y volumen al dibujo, debiéndose tener en cuenta su ubicación, sus formas, el efecto que producen en su contracción, relajación, pliegues persistentes producto de los gestos, etcétera”, explicó a Infobae Walter Duarte, presidente de la Consultora WD.

Al dar a conocer su creación, Suárez se detuvo en un detalle prácticamente imperceptible en las fotos originales que lo llevó a replantearse algunos aspectos de su rostro por la incidencia climática de la provincia de Salta. “En el trabajo se pueden observar tres lunares, dos del lado izquierdo y uno del lado derecho. Están en la parte inferior del pómulo, en ambos hemisferios. En las fotos se veían como unas pequeñas manchitas de sol que, de acuerdo al análisis que hicimos con un grupo de expertos interdisciplinarios, tuvimos que potenciar. Y si bien no le di un color más bronceado hay ciertas características que se hacen más perceptibles, como estos lunares”, precisó el perito.

En su extensa trayectoria como dibujante de identikits y proyecciones de rostro, a Suárez también le designaron hacer los nuevos retratos de Sofía Herrera, la menor desaparecida en un camping de Río Grande que hoy tendría 16 años, y del jornalero chileno José Dagoberto Díaz Águila, sobre el que pesa un pedido de captura internacional y está sospechado del hecho.

“A diferencia del trabajo que hice de Sofía Herrera, en esta oportunidad no tuve en cuenta la carga genética porque cuando María desapareció ya era adulta y tenía definidos sus rasgos. Varió solo en algunos aspectos pero no considero que hoy sea una persona totalmente distinta. Es ella envejecida, con las características propias de una mujer de casi 40 años”, aseveró el perito.

Y agregó: “La proyección tiene una precisión de más del 90%. El resto no lo podemos saber porque entran en juego los factores subjetivos. Teniendo en cuenta un desarrollo normal, María Cash sería así. Si engordó, si está demacrada, o si toma medicamentos, eso no se puede volcar en el trabajo. Todas esas cuestiones podrían hacerla tener características distintas, pero en el caso de ella no había nada de eso”, continuó.

La madre de María Cash fue quien le solicitó a la Consultora WD una nueva proyección de rostro. La empresa aceptó el desafío y lo hizo de manera gratuitaLa madre de María Cash fue quien le solicitó a la Consultora WD una nueva proyección de rostro. La empresa aceptó el desafío y lo hizo de manera gratuita

La madre de la joven desaparecida también se mostró satisfecha con el resultado: “Estuvieron más de cuatro meses trabajando y quedó perfecta la imagen. Ahora resta esperar los resultados y que alguien la pueda llegar a reconocer y dé el aviso a la policía”, dijo expectante a este medio María del Carmen Gallego.

La causa

La joven diseñadora desapareció cuando tenía 29 años. El 4 de julio de 2011 partió desde la terminal de ómnibus de Retiro hacia Jujuy, para dirigirse a la casa de un amigo. Lo último que se sabe con certeza es que varios kilómetros antes de llegar a Jujuy, en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera, Cash se bajó del micro porque se sentía “incómoda”, según revelaron sus familiares. El último contacto que la joven tuvo con sus allegados se concretó por correo electrónico cuatro días después de su partida de Buenos Aires.

María Cash tenía 29 años al momento de su desapariciónMaría Cash tenía 29 años al momento de su desaparición

El 8 de julio de 2011 María Cash llevaba botas de gamuza beige, jeans y un bolso rosaLas cámaras de seguridad de la empresa concesionaria de la autopista la captaron en la plaza de peaje haciendo dedo, caminando de un lado al otro, atravesando la autopista varias veces de un lado a otro.

A las 14.27 se subió a una camioneta Chevrolet -propiedad de Juan Casaurano- y siguió rumbo al este. Luego, este hombre se presentó a declarar ante la justicia ante el pedido de su esposa.

Tras la desaparición se dijo que María tenía planeado ir a Jujuy a trabajar con su amigo Juan Pablo Dumón, al que había conocido tres años antes en un grupo de meditación Sahaja Yoga, en la ciudad de Buenos Aires, pero él lo negó. Aseguró que días antes del 8 de julio ella lo había llamado para avisarle que iba a ir a visitarlo.

El Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece $1 millón de recompensa a quien aporte datos sobre su paraderoEl Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece $1 millón de recompensa a quien aporte datos sobre su paradero

Según el relato de Dumón lo volvió a llamar el 5 de julio diciéndole que estaba en Santiago del Estero sin plata. Él le giró un pasaje que ella tomó y logró arribar a la terminal de Jujuy. Telefoneó a su casa a las 9 del miércoles 6, avisando que ya iba, pero nunca llegó. El Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece una recompensa de $1 millón a quien aporte datos sobre su paradero.