20 enero, 2021

Horacio Rodríguez Larreta: “Lamento que el Gobierno haya politizado la despedida a Maradona”

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Tras el escándalo que generaron los disturbios frente y dentro de Casa Rosada durante el velorio de Diego Maradona, el Gobierno nacional denunció al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y a su vice, Diego Santilli, por el accionar de la policía en torno a los incidentes.

Pocas horas después, el alcalde porteño, en el marco de una conferencia en la que dio detalles de las nuevas actividades habilitadas en el esquema de Distanciamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), dijo: “Lamento enormemente que un día tan triste se haya politizado la situación. Desde la Ciudad siempre colaboramos cuando el Gobierno nacional nos convoca a un comando unificado. Vamos a seguir colaborando”.

“Nuestro límite es la violencia. Cuando irrumpe un grupo de barrabravas tirando palos y piedras, la Policía de la Ciudad siempre va a actuar. Nunca vamos a permitir situaciones de violencia, no hay nada que haga que permitamos la violencia”, detalló Rodríguez Larreta.

Ayer, el vicejefe de Gobierno porteño también había salido al cruce del Gobierno nacional. “Me parece mal politizar uno de los días más tristes para los argentinos”, aseguró en respuesta al ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro que le había pedido más temprano a él y a Horacio Rodríguez Larreta que frenaran el accionar de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

“El operativo lo organizó la Casa Rosada y nosotros colaboramos. La orden de interrumpir la fila la dieron las fuerzas de seguridad nacionales. En ese momento, un grupo empezó a tirar piedras y palos y nuestro límite es la violencia. Parece una costumbre echarle la culpa al otro”, sostuvo Santilli.

La decisión de la familia de Diego Armando Maradona de frenar el velatorio a las 16:30 para dar paso a su velatorio en Bella Vista con un cortejo fúnebre por la Autopista 25 de Mayo llevó al cierre del acceso en la 9 de Julio, lo que desencadenó una serie de hechos de violencia. 1.200 efectivos habían sido apostados en la zona entre fuerzas federales a cargo del Ministerio con un comando unificado a cargo del Gobierno nacional, coinciden fuentes políticas y judiciales. Presidencia anunció desde su sitio que tendría a su cargo el operativo: lo mismo anunció el Ministerio de Seguridad de la Nación en un comunicado oficial antes del mediodía. 

Ante la acusación, Santilli contó que “el gobierno nacional decidió organizar su despedida. En el día de ayer nosotros fuimos comunicados de esa decisión. Hubo una reunión y nos pusimos a disposición absoluta. Estuvimos en contacto permanente trabajando con todas las fuerzas federales, en diálogo con las autoridades nacionales”.

En la denuncia, “se solicita que se investigue a las máximas autoridades del Gobierno de la Ciudad por los delitos de intimidación pública, abuso de autoridad y abandono de persona (artículos 211, 248 y 106 del Código Penal) por el violento accionar llevado adelante por efectivos policiales. La presentación incluye un compilado de imágenes que prueban la represión violenta y desmedida”. Así lo informó la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación en un comunicado.