19 enero, 2021

El fuerte editorial de The Economist sobre Alberto Fernández: “Es un presidente sin plan”

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). “El presidente argentino sin plan”. Así, haciendo eco, aunque sin citar declaraciones que en ese sentido el propio mandatario argentino hizo al diario británico Financial Times en julio pasado, llama The Economist a Alberto Fernández en su columna editorial de la sección “Americas”, en la que lo retrata como un presidente débil y errático, que va “muddling through” (expresión asimilable al “vamos viendo”), e hizo más visible su debilidad al intentar ganar popularidad organizando en la Casa Rosada el funeral de Diego Maradona.

Tanto en su vida como en su muerte Maradona representó a la Argentina, dice el semanario inglés al referirse a un funeral que fue “tan pasional y caótico como los asuntos de su país”.

The Economist destaca que, a contramano de medidas sanitarias previas. Fernández dispuso que el féretro de Maradona se exponga en la Casa Rosada. “Como el presidente, Diego fue un partidario del peronismo, el movimiento nacionalista y populista de la Argentina”, afirma. Pero cuando, con millares de fanáticos haciendo cola, el acceso al velorio se cortó, “sobrevino el pandemónium”.

El gobierno y la pandemia

Alberto y Cristina son "un matrimonio político palpablemente sin amor", dice The Economist (Luciano Gonzalez)Alberto y Cristina son “un matrimonio político palpablemente sin amor”, dice The Economist (Luciano Gonzalez)

A los tres meses de asumir, prosigue, Alberto Fernández, impuso un confinamiento que aumentó sus niveles de aprobación, pero “demoró, más que prevenir, un grave brote de Covid 19; la Argentina está entre los diez países con más muertes en proporción a su población”.

“Imprimiendo dinero”

Según críticos, sigue el texto, el gobierno no tiene plan económico y deambula entre posiciones pragmáticas y populistas. Como ejemplos, cita su proyecto de intervenir y expropiar Vicentin, del que después desistió, y un impuesto a la riqueza, “de hasta 3,5% sobre gente con activos por más de USD 2,3 millones (al tipo de cambio oficial)”.

La ilustración del artículo de The EconomistLa ilustración del artículo de The Economist

“Los desequilibrios en la Argentina terminan en racionalidad o en una explosión”, dice un político citado por la revista, que agrega que “esta vez el tránsito a la racionalidad va lento”. Según el extitular del BCRA, Federico Sturzenegger, también citado, Guzmán eligió un sendero de bajo riesgo y resultados, para ganar tiempo y evitar una explosión.

Hasta ahora la coalición se mantuvo unida, pese a la “palpable” falta de amor político entre los Fernández, pero la nota recuerda que Cristina se quejó de los “errores” y “funcionarios que no funcionan” de Alberto y que ambos se hablaron en el funeral de Maradona “por primera vez en 45 días”. Los aliados de la vice, sigue, buscan controlar el poder judicial y ella “está furiosa” porque el presidente no paró los juicios de corrupción contra ella.

En tono editorial, The Economist concluye que la Argentina fue el país más desarrollado de América Latina pero vivir según sus propias reglas le trajo aparejada “una larga declinación”. En eso –nota– “Maradona también representó a su país”.

“Diego tenía tanta riqueza futbolística que pensó que la podía derrochar y no se terminaría. Se caía, se levantaba, se caía otra vez. A falta de glorias futuras, se deleitaba en sus glorias pasadas. La Argentina, quizá”, cita la nota al escritor y periodista Martín Caparrós.