17 enero, 2021

La abogada de la mujer que denunció haber sido abusada en una fiesta se opone a que los jugadores de Vélez declaren como testigos

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político) Mientras el escándalo continúa, la causa por el presunto abuso sexual cometido anoche en una fiesta en una casa del barrio cerrado Camino Real en la zona norte del Gran Buenos Aires avanza. En el encuentro participaron varios jugadores del club Vélez Sarsfield. La fiscal del caso, Laura Zyseskind, citó a Ricardo Centurión, Thiago Almada y Miguel Brizuela para que declaren como testigos. El delantero Juan Martín Lucero, que alquiló la casa donde ocurrió la reunión, también declaró en la Justicia como testigo.

La víctima, una mujer de Villa Urquiza de 28 años, también habló con la fiscal interviniente al igual que dos testigos. Centurión fue desligado, por ahora, en los primeros relatos, al igual que Lucero. El principal sospechoso es un hombre cuyo apellido sería Acuña, calvo, robusto, vestido con bermudas de jean, que no es jugador del club.

La abogada Raquel Hermida Leyenda representa a la joven denunciante, aunque aclara que todavía no se constituyó como particular damnificada en el expediente. “Lamentablemente no soy nadie en la causa hasta que la víctima me firme que quiere ser parte de la causa”, dice. Ambas ya hablaron varias veces por teléfono y se reunirán mañana. Mientras tanto, la letrada dio más detalles del caso en diálogo con Infobae.

—Mañana voy a su casa. Está muerta de miedo, en estado de shock. Cree que la van a atacar. Hablamos varias veces y lo primero que me dijo es que quería retirar la denuncia. Confundir al enemigo, pensar que puede ser cualquiera, es una respuesta de lo que les ocurre a las mujeres víctimas de abuso. Ella es una víctima de estrés postraumático.

—¿Recuerda algo de lo que sucedió?

—Cuando sea parte de la causa, ¿cuáles serán los pasos a seguir? 

—¿No le pareció acertada la decisión de la fiscal de citar a los futbolistas en calidad de testigos?

La abogada Raquel Hermida LeyendaLa abogada Raquel Hermida Leyenda

De acuerdo con la denuncia, el abuso a la joven habría tenido lugar dentro de una de las habitaciones de una casa situada en el lote 56. Esa vivienda había sido alquilada en forma temporal por Lucero. A la reunión habrían asistido seis hombres y 20 mujeres. La víctima llegó a Camino Real a las 18 del jueves. Había sido invitada por Ricardo Centurión. El propio futbolista se encargó de abrirles la puerta y fue el primero que les ofreció champagne a ella y a su amiga.

—¿Cree que pudo haber cómplices?

—¿Qué pena podrían tener el autor o los autores del hecho?

De 6 a 15 años de acuerdo al artículo 119 del Código Penal. Después habrá que ver los agravantes. Por lo que sabemos hasta ahora, uno es el acceso carnal.

—¿La testigo sostiene su declaración que se hizo pública?

—Sí, la sigue manteniendo y tiene que ampliarla, porque uno cuando vuelve a leer una testimonial advierte que ella se olvidó de contar cosas y que la redacción de quien lo escribió no es precisa. Esta noche me voy a reunir con ella, que también es una víctima porque en su caso le robaron, al margen de que trataron de sacarla del medio para tapar lo que estaba sucediendo.

Móvil policial en el barrio cerrado esta mañana tras la denuncia (Adrián Escandar)Móvil policial en el barrio cerrado esta mañana tras la denuncia (Adrián Escandar)

La testigo, una mujer de 36 años, dio su testimonio en la Comisaría de la Mujer. Allí habló de diversos encuentros sexuales que ocurrieron en la casa y dijo que en un momento se dio cuenta de que le habían sacado su teléfono celular.

En su relato, afirmó que a las 21:45 buscó a su amiga, que estaba supuestamente en el piso de arriba. Recorrió la casa sin encontrarla, habló de una puerta cerrada, luego abierta. Describió a la víctima “desmayada en la cama junto a una jarra de plástico” con el sospechoso calvo y robusto junto a ella. La testigo estaba convencida de que su amiga había sido abusada. Así, comenzó a gritar. Otras chicas subieron a auxiliarla.

“Todos fueron cómplices, todos sabían lo que pasaba”, dijo la amiga de la víctima.

Respecto de las otras chicas que asistieron a la reunión, por el momento “ninguna ha tenido tiempo de constituirse como querellante”, confirmó Hermida Leyenda