28 enero, 2021

Hallaron restos de disparos en la ropa del delincuente que murió baleado por el jubilado en Quilmes

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un peritaje reveló que cinco prendas de vestir que llevaba puestas el delincuente que murió baleado por el jubilado Jorge Ríos, quien en julio pasado resistió a los tiros un asalto en su casa del partido bonaerense de Quilmes, tienen restos de disparos de arma de fuego.

Ante ello, el abogado defensor Marino Cid Aparicio le restó relevancia a este peritaje por considerar que la ropa analizada “estaba contaminada”, ya que fue entregada a los expertos “toda junta y revuelta”.

Además, el letrado adelantó a Télam que en base a este informe y a los resultados de un peritaje sobre las imágenes de las cámaras de seguridad va a pedir el sobreseimiento de Ríos, por entender que ya no restan medidas de prueba y que se trató “de una legítima defensa privilegiada”. 

Según el resultado del estudio, los expertos buscaron en esas prendas si existían rastros de plomo, bario y antimonio, metales que si se hallan fusionados demuestran que son residuos de la deflagración de disparos de arma de fuego.

En el informe de 12 páginas al que accedió Télam, los resultados dieron positivos en 3 orificios de la campera verde, en 1 de la azul, misma cantidad en sendas camisetas y en las zapatillas, y negativos en el pantalón y la bufanda. Sobre estos resultados, el defensor del jubilado consideró que “no hay signos de disparo apoyado”.

En cuanto a las tres vainas halladas junto al cuerpo de Moreyra, el letrado sugirió que pudieron haber sido “plantadas” por el personal policial que trabajó en la escena.

Cabe recordar que en septiembre pasado, otro peritaje balístico determinó que Ríos disparó “a una distancia superior a los 50 centímetros”. Para la defensa, ese estudio, también realizado por el MPF en Lomas de Zamora sobre la misma ropa de Moreyra, refuerza su hipótesis de que la víctima actuó en legítima defensa.

Este peritaje fue incorporado al expediente a cargo del fiscal de la causa, Ariel Rivas, y en el que Ríos está procesado sin prisión preventiva por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”, que prevé penas de hasta 25 años de prisión.

La casa del jubilado en la localidad de QuilmesLa casa del jubilado en la localidad de Quilmes

Para la investigación, el hombre fue sorprendido mientras dormía, golpeado e intimidado con un destornillador por los asaltantes, por lo que extrajo una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros y les efectuó varios disparos con los que los hizo huir.

En esos mismos videos se ve que Ríos salió armado de su casa y alcanzó a Moreyra, lo pateó y, aparentemente, le disparó y lo mató de dos balazos.

La autopsia al cuerpo de “Piolo” indicó que el delincuente recibió dos balazos, uno en el tórax y otro en la región abdominal, que le causó la muerte.

Por el hecho, fueron detenidos e imputados los cuatro supuestos cómplices de Moreyra, identificados como David Ezequiel Córdoba, Cristian Chara, Martín Ariel Salto y Claudio “El Enano” Dahmer.