26 enero, 2021

55 casos positivos y las excusas más insólitas de los controles de alcoholemia que se hicieron en Nochebuena

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). “Sople, sople”… Es la frase fatal para muchos que salen a manejar después de beber. “Tomé dos cervecitas…”, “dormí dos horas y me estoy yendo para Mar del Plata”, “entro de guardia a las siete de la mañana”… Los que superan el 0,5 % de alcohol en sangre que marca el alómetro saben que deberán dejar su automóvil y, por esa noche, no van a conducir más.

Con 10 puestos más de control, la Ciudad de Buenos Aires desplegó un operativo especial para las Fiestas. Los números que manejan en la Secretaría de Transporte indican que 2 de cada 10 incidentes de tránsito tienen relación con el consumo de alcohol, por eso se reforzó el sistema.
Control de alcoholemia durante las fiestas Control de alcoholemia durante las fiestas

Según Juan José Méndez, secretario de Transporte y Obras Públicas, “si bien respecto a la Nochebuena pasada se registraron niveles similares de positividad, el día de hoy amanecimos con múltiples incidentes viales que podrían haberse evitado y nuevas familias destruidas. Nuestro compromiso es firme y vamos a intensificar la presencia de controles en calle pero apelamos más que nunca a la conciencia social de los vecinos: si vas a manejar no tomes.”

Para optimizar los puntos de control se utilizó la metodología embudo: se encauza el flujo vehicular tomando varios carriles de la avenida para poder verificar un mayor número de conductores y para que todos los vecinos que pasan por el lugar lo hagan a baja velocidad, vean de que se trata el control, y se genere conciencia en otros conductores.

Total de positivos: 55 (3%).

Control de alcoholemia en la Ciudad de Buenos AiresControl de alcoholemia en la Ciudad de Buenos Aires

Comparativo anual

– 1242 controles de alcoholemia

Nochebuena 2019

– 48 positivos (2,7%)

Controles de alcoholemia: una política estratégica y sostenida

Durante 2019 se registró la cifra más baja de víctimas fatales en siniestros viales de los últimos 10 años, que representa un descenso del 30% respecto al año anterior. En este sentido, los controles de alcoholemia conforman una política estratégica desde hace años: desde 2016 a 2019 la cantidad de controles de alcoholemia creció un % (se pasó de 119.772 controles en 2016 a 302.186 controles en 2019), y hubo un descenso sostenido del porcentaje de positivos:

/ 2016: 119.772 controles – 3.965 positivos (3,3%)

/ 2017: 175.908 controles – 5.001 positivos (2,8%)

/ 2018: 202.220 controles – 3.003 positivos (1,5%)

/ 2019: 302.186 controles – 4.472 mil positivos (1,5%)

El 3% de los controles de alcoholemia dieron positivoEl 3% de los controles de alcoholemia dieron positivo

Radiografía de los controles

El Cuerpo de Agentes de Tránsito cuenta con 2 mil efectivos.

Los positivos se mantienen estables en toda la Ciudad rondando el 1.3%.

El dosaje promedio en controles de alcoholemia positivos de 2020 es de 0.90 g/l de alcohol.

Las positivos de alcoholemia siguen liderados por los hombres con 87.5%.

Las 3 drogas más comunes detectadas en controles positivos se mantienen en 2019 y 2020: Cocaína, Marihuana y Combinadas.

Paso a paso del control

Verificación de la documentación.

Examen con equipo tipo alómetro (dispositivo que el conductor debe soplar y determina si hay presencia de alcohol).

A quienes den positivo en el examen alómetro, se les realiza el test con alcoholímetro para determinar dosaje.

Control de alcoholemia
Control de alcoholemia

Legislación alcoholemia

Al igual que la Legislación Nacional (Ley 24.449 y modificatorias), el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad establece como límite máximo tolerado de alcohol en sangre, 0.5 gr/l para vehículos particulares. Es el límite tolerado más habitual en el mundo.

Actualmente el límite máximo de alcohol en sangre es:

0.5 gr/l en conductores de vehículos particulares.

0.2 gr/l en conductores de moto vehículos y 0.5 gr/l en acompañantes.

0.0 gr/l en conductores profesionales (taxis, colectivos, camiones, etc) y principiantes.

Cuando el control de alcoholemia arroja un resultado mayor al permitido se labra una contravención, se retiene la licencia del conductor (se otorga una licencia provisoria por 3 días corridos; antes eran 40 días, se cambió con las últimas modificaciones del Código de Tránsito y Transporte) y se remite el vehículo. Se imprimen dos tickets con el resultado del test realizado y se procede al labrado de actas e informes.

El vehículo va a la Playa de Acarreo (no se cobra el acarreo).

El presunto contraventor debe presentarse en la Fiscalía dentro de los 5 días hábiles de labrada el acta Contravencional para regularizar su situación.

Se comunica a operadores la medida adoptada quienes, a su vez, la informan a la Fiscalía.

No se puede ceder el volante en caso de ir con un acompañante.

Controles de alcoholemia en la CapitalControles de alcoholemia en la Capital

Infracciones

Alcoholemia positiva (contravención): a partir de la última modificación del Código Contravencional desde el 1 de noviembre de 2018 quienes conducen superando los límites permitidos de alcohol en sangre serán sancionados desde $3.210 (150 UF) a $21.400 (1.000 UF).

Negativa a someterse a control: el conductor de un vehículo que se niegue a someterse al control de alcoholemia, estupefacientes u otras sustancias similares, será sancionado con una infracción de $6.420 (300 UF) con agravante transporte público $12.840 (600 UF).

Contribución a conducción peligrosa: el acompañante en un moto vehículo que supere los límites permitidos de alcohol en sangre, será sancionado/a con multa de $2.140 (100 UF).

*El valor de la UF es de $21.40

Curso de contraventores

Una vez que el resultado de la prueba de alcoholemia da positivo y este es certificado por la Fiscalía, al contraventor pueden ordenarle realizar el curso llevado adelante por la Secretaría de Transporte.

El mismo consiste de 2 jornadas de 4 horas cada una. El contenido que reciben se encuentra dividido en tres módulos:

Faltas, contravenciones y delitos. Definiciones.

Educación y Seguridad Vial.

Prevención de los incidentes de tránsito.