21 enero, 2021

El Grupo Vila-Manzano cerró con Pampa Energía la compra de Edenor

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). A días de terminarse el año se cerró una de las ventas de empresas más grande de 2020. El Grupo Pampa Energía le vendió al Grupo Vila-Manzano la operación de Edenor. De esta forma, Vila-Manzano pasará a comandar la operación de una de las dos distribuidoras de electricidad de la Ciudad y el Conurbano mientras se espera una definición respecto de las tarifas.

En la distribuidora eléctrica explicaron que el grupo que comanda Marcelo Mindlin decidió desprenderse de la mayor distribuidora del país para concentrarse en el negocio del gas. “Pampa se va a enfocar en la generación de energía. En adición a los USD 350 millones invertidos en la ampliación de la Central Termoeléctrica Genelba en junio de 2020, Pampa invertirá USD 200 millones en el cierre de Ciclo Combinado de la Central Termoeléctrica Ensenada Barragán. Y también a la generación de gas a través de la adjudicación del Plan Gas, donde planea invertir USD 250 millones en los próximos años de los que USD 100 millones serán durante el 2021″, explicaron fuentes cercanas a la operación a la hora de explicar la venta del 51,8% de las acciones. El resto del paquete accionario de Edenor está en manos de la Anses o de la Bolsa.

A este número habría que sumarle la deuda de casi USD 100 millones que tiene la compañía y que se harían cargo los nuevos operadores.

Asimismo, desde Pampa señalaron que en los 15 años en los que tuvieron la concesión “Edenor nunca repartió dividendos a sus accionistas” y que “todo lo reinvirtió” en la operación. En ese período, “se invirtieron más de USD 2.400 millones en la ampliación de la capacidad de distribución, la modernización técnica de las instalaciones y la transformación digital de procesos, que resultaron en mejoras sustanciales a la calidad del servicio”, agregó el comunicado de Pampa.

Marcelo Mindlin, dueño de Pampa EnergíaMarcelo Mindlin, dueño de Pampa Energía

Desde que comenzó a operar en 2005, Edenor incrementó en un 30% la cantidad de clientes y la potencia máxima demandada creció en un 58%, por lo que se sumaron más de 7.000 kilómetros de líneas, aproximadamente 600 alimentadores y la potencia instalada se incrementó en un 61%.

La operación de Edenor es la primera de una nueva compañía denominada Empresa de Energía del Cono Sur S.A. (Edelcos), sociedad “en la que participan indirectamente Daniel Vila, Mauricio Filiberti, José Luis Manzano, Andina PLC y Global Income Fund Limited”, según lo informó en un comunicado.

La empresa Edenor es una de las distribuidoras más grandes de energía eléctrica del país. Creada a partir de las privatizaciones de la década del 90 que dividió en dos la operación en la Ciudad y el Conurbano -la otra parte de la operación está en manos de Edesur-. En la actualidad el área de cobertura de la concesión comprende 20 partidos del noroeste del Gran Buenos Aires y la zona noroeste de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, lo que representa una superficie de 4.637 kilómetros cuadrados y una población de aproximadamente 9 millones de habitantes en los que tiene 3 millones de clientes.