3 marzo, 2021

Paro de transportistas: entidades del campo y la industria reclamaron que cesen los cortes de ruta

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). En el noveno día de la protesta por tiempo indeterminado que llevan adelante los transportistas autoconvocados, agrupados en Transportistas Unidos de Argentina (TUDA), diferentes entidades vinculadas a las producción agropecuaria, industrial y que representan a otros sectores de la economía, reclamaron que finalicen los cortes de ruta que están afectando a la comercialización de granos, especialmente, en el sur de la provincia de Buenos Aires.

Este lunes nuevamente no se registró ingreso de camiones en los puertos de Bahía Blanca y Necochea. Y en lo que respecta a los puertos del Gran Rosario, el ingreso fue de 1.409 camiones, contra los 1.143 del último viernes. Por otro lado, mañana el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, se reunirá con los transportistas que organizaron la protesta, con el objetivo de encontrar una salida al conflicto.

Uno de los pronunciamientos estuvo a cargo de un grupo de entidades de la provincia de Buenos Aires. Ellas son: Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA), Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Confederación Económica de la Provincia de Buenos Aires, Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (CEPBA), Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA).

En el mismo advirtieron que la circulación y distribución de bienes, tanto industriales como agropecuarios, se encuentra interrumpida por los cortes de ruta de los transportistas, derivando en desabastecimiento de insumos, detención de líneas de producción y la imposibilidad de distribuir productos terminados y el traslado de granos a los puertos.
Matías De Velazco, presidente de CARBAPMatías De Velazco, presidente de CARBAP

A su vez, las Cámaras reclamaron que se recupere de manera inmediata la libre circulación y retomar la producción y el abastecimiento. “En este contexto, atravesado por las dificultades logísticas y económicas de la pandemia, resulta indispensable garantizar la normal circulación que permita tanto el consecuente abastecimiento en establecimientos industriales, como la libre comercialización de productos de origen agropecuario de las diferentes regiones de la Provincia”, señaló el comunicado de las entidades.

En el mismo sentido se pronunciaron las autoridades de Coninagro, una de las entidades que conforma la Mesa de Enlace. En un documento pidieron “libertad de tránsito, comercio y trabajo”, y además manifestaron: “En democracia todo conflicto sectorial debe plantearse en las vías institucionales intermedias que cumplen tal función. Irrumpir en un reclamo cortando las rutas sólo precipita una escalada del conflicto”.

Otro de los reclamos que hizo llegar Coninagro, fue el de una audiencia con el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, y además la entidad adelantó que “desconoce y condena todo reclamo que redunde en un accionar de hecho que perturbe o impida la libertad de tránsito, comercio y trabajo, toda vez que está en agenda de esta entidad gremial, como es habitual, abordar la problemática en el ámbito que corresponde”.

Los dirigentes de la Federación de Centros y Entidades Gremiales de Acopiadores de Cereales, manifestaron en duros términos su rechazo y repudio al comunicado que emitió en las últimas horas la Unión de Transportistas y Afines de la República Argentina (UNTRA), donde expresaron que “se ven perjudicados… ante la usura inescrupulosa de los acopiadores”.

Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores

A todo esto, comentaron que el 60% restante se comercializa entre cooperativas y acopiadores en un mercado donde se pretende pagar las mismas tarifas que los transportistas cobran a los productores para recorrer la misma distancia. También, sostienen desde la Federación, que existe gran cantidad de operadores de granos que contrata los servicios de transporte, haciendo imposible una situación de monopolio o abuso de posición dominante.

Y agregaron: “Estos personajes, que han tomado las rutas por asalto, decidiendo quién podía transitar y quién no por las rutas argentinas, agrediendo a camioneros que querían trabajar, secuestrando por horas y horas a choferes, con un accionar verdaderamente delictivo, pretenden deformar la realidad para alcanzar su verdadero objetivo: que el Estado les garantice una alta rentabilidad y convertirse en un grupo privilegiado dentro de nuestro país”.