7 marzo, 2021

Junin: un cirujano y un anestesista discutieron en plena operación y terminaron a las piñas

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Un médico cirujano y un anestesista protagonizaron un violento e insólito episodio en el Hospital Interzonal Abraham Piñeyro de la localidad bonaerense de Junín: discutieron durante una operación y luego se pelearon en un vestuario. Además, uno de ellos tuvo que ser intervenido quirúrgicamente para que le extirparan el bazo, dada la gravedad de las lesiones que sufrió.

Todo comenzó el lunes pasado cuando ambos participaban de la operación -una laparoscopía- de una joven menor de edad. Según las primeras versiones, el anestesista habría apurado al cirujano -un joven peruano que está haciendo su residencia- para que terminara más rápido e incluso lo agravió al preguntarle si “tenía parkinson”.

La discusión fue ganando en intensidad y una vez concluida la cirugía continuó en el vestuario del hospital, donde se desató una violenta pelea a golpes de puño. A raíz de una trompada, el anestesista terminó con una costilla rota que le perforó el bazo. Su estado empeoró rápidamente y tuvo que ser intervenido para que le extirparan el órgano.

El representante del Ministerio Público señaló a los medios de comunicación locales que algunos testigos que presenciaron la discusión previa ya fueron llamados a declarar. Sin embargo, no había personas presentes al momento de la brutal golpiza. Hasta el momento, la causa quedó caratulada como “lesiones graves”.

“Estamos en plena etapa de instrucción para determinar cómo se sucedieron los hechos”, dijo el fiscal.

“Repudiamos todo hecho de violencia tanto para con el personal del hospital como hacia las personas que habitualmente concurren al establecimiento”, dijo.

Trabajadores  del Hospital salieron en defensa del médico cirujano residente

 

Luego del alcance nacional que tuvo el episodio ocurrido días atrás en el HIGA Junín donde un médico cirujano y un anestesista tuvieron una feroz pelea, trabajadores hospitalarios enviaron a los medios una carta la cual transcribimos a continuación.

“Las agrupaciones de anestesistas y su poder de lobby se expresa una vez mas para defender sus intereses económicos y posiciones de privilegio.
La realidad confirma lo que ya muchos sabemos: que la violencia genera más violencia. Luego de torturar durante meses al residente de primer año de cirugía , humillarlo a el y sus compañeros de trabajo en repetidas ocasiones, se desencadenó una pelea.

Una pelea buscada por el impune anestesista, en la cual termino gravemente perjudicado.

Ante el shockante acontecimiento, los intocables responden enérgicamente con comunicados y amenazan a la víctima, pretendiendo abusar de el una vez mas por que el sistema se los permite.

Aquellos residentes que están, con los compañeros del hospital, en los pasillos y en las salas, ayudando a los padecientes.

Recordemos que este no es un tema individual, se trata de la violencia que se sufre a diario que nos quita nuestra dignidad como seres humanos en el trabajo.

Apoyamos al residente ( conocido por sus compañeros y el hospital por su compromiso, honestidad y dedicación con su trabajo ) y repudiamos todo tipo de violencia y odio que ocurre en el hospital”.