8 marzo, 2021

Reabrió Aquafan en el Parque de la Costa

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, participó junto al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kiciloff, del acto de reapertura de Aquafan, el primer parque de agua de la zona metropolitana.

El predio, ubicado en Tigre, es una de las principales atracciones del Parque de la Costa, que reabre sus puertas luego de 11 meses.

“Hay dos casos muy importantes. El primero tiene que ver con el rescate de un símbolo del turismo; y otro aspecto importante es la decisión de un empresario de invertir en la Argentina”, destacó Sergio Massa al hablar durante el acto oficial.

Ingreso al Parque de la Costa (Fotos: Franco Fafasuli)Ingreso al Parque de la Costa (Fotos: Franco Fafasuli)

En tal sentido, destacó el aporte de todos los sectores para preservar los puestos de trabajo y la continuidad del parque fue muy importante. “Tenemos que preservar puestos de trabajo y darle impulso a la actividad económica, enfatizó.

“Esta reapertura muestra que la vacunación, el trabajo y el crecimiento serán los signos que marquen la Argentina del 2021. Crecer, unidos y vacunados es la tarea que tenemos que enfrentar a lo largo de este año”, dijo Massa.

(Foto: Franco Fafasuli)(Foto: Franco Fafasuli)

Para el presidente de la Cámara de Diputados, “crecer unidos y vacunados será la tarea que debamos enfrentar todos los argentinos a lo largo del 2021”. “La Argentina tiene que salir de la pandemia con los argentinos conservando lo que tenían y pudiendo caminar mirando al futuro. La apertura del Parque es el camino que estamos enfrentando de defender cada puesto de trabajo”, añadió.

No hay recuperación de la Argentina si no hay trabajo, si no hay salario y consumo”, expresó el titular de la Cámara baja. En ese sentido, el titular de Diputados remarcó la “idea del símbolo del Parque de la Costa para Tigre, para la provincia y la Argentina”. “Es un símbolo del trabajo conjunto y coordinado entre el sector público y privado, para buscar la continuidad de los 500 puestos de trabajo”, añadió.

Por su parte, el gobernador Axel Kicillof destacó que la provincia de Buenos Aires “estuvo a poco de una gran pérdida”. “Esta imagen nos sirve para reflexionar que e, el primer parque de agua de la zona metropolitana. provincia de Buenos Aires, ni nuestro país sería lo mismo con el cierre de algo tan emblemático como el Parque de la Costa”, aseguró.

Además, el mandatario afirmó que la gobernación evaluó distintas opciones para concretar la reinauguración. “Desde que siguiera funcionado como cooperativa, hasta que el Estado se hiciera cargo de su continuidad”, detalló, aunque otra opción era, reveló, “la posibilidad de que una empresa o empresario privado pudiera reabrir sus puertas”.

infobae-image

En ese punto, Kicillof aseguró que la reapertura del parque “no era fácil” ya que “para lograr el objetivo” se debía contar “con el acompañamiento de la oposición” en la Legislatura, todo en el marco de una situación compleja por el riesgo de pérdida de 500 puestos de trabajo “por una decisión de la empresa anterior”.

Del acto, participaron, además, el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens; el intendente de Tigre, Julio Zamora; el nuevo dueño del Parque de la Costa, Marcelo Figoli; la presidenta de AySA, Malena GalmariniMartín Marinucci, presidente de Trenes Argentinos; el diputado bonaerense de Juntos por el Cambio, Alex Campbell, y la diputada bonaerense del Frente de Todos, Luciana Padulo, entre otros.

El principal parque de diversiones de la Argentina, que permaneció cerrado desde marzo del año pasado y no pudo reabrir por su complicada situación financiera, pasó a manos de la empresa de entretenimientos y espectáculos Fenix Entertainment Group del empresario Marcelo Figoli.

infobae-image

La operación se concretó tras el trabajo conjunto con el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, la Cámara de Diputados de la Nación y de la Provincia y el Concejo Deliberante de Tigre, el municipio donde está ubicado el predio.

Antes de la pandemia, el Parque de la Costa recibía a unos 800.000 visitantes por año. Ahora el objetivo es llevarlo a 1,2 millones y transformarlo en uno de los mejores tres parques de diversiones de América Latina.