7 marzo, 2021

Se suicidó el presunto violador que estaba atrincherado en su casa y los vecinos querían linchar

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El individuo, que se había atrincherado dentro de su vivienda y a quien la gente del barrio pretendía linchar, luego de haber sido acusado de violar a su hija, de 15 años, se suicidó acuchillándose, antes de que los efectivos policiales ingresaran a la casa, en un dramático suceso, que se registró el domingo pasado, en la localidad bonaerense de Florencio Varela. Sin embargo, las diversas pericias realizadas por el momento a la adolescente no demostraron la existencia de un abuso sexual con acceso carnal. El episodio había sido primicia de cronica.com.ar.

Los voceros del departamento judicial de Quilmes revelaron a cronica.com.ar que el cadáver del supuesto violador, identificado como Luis Araujo, de 36 años, fue localizado por los integrantes de la comisaría 2ª de Florencio Varela en horas de la tarde del domingo en el interior de su finca, situada en el cruce de Juan Francisco Seguí y Simón Sperandío, en el citado distrito, en el sur del conurbano provincial.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, los hechos comenzaron cuando la menor, de 15 años, le señaló a una de sus vecinas que, al despertarse en horas del mediodía, su padre la había ultrajado.

Trascendió que, por este motivo, la gente del barrio se concentró frente a la vivienda del individuo, con el objetivo de lincharlo.

Mientras tanto, funcionarios de la Justicia resolvieron que la chica fuera sometida a una serie de análisis destinados a determinar la veracidad del delito, a la vez que se dispuso que los policías se mantuvieran en la parte externa del mencionado domicilio, hasta que estuvieran finalizados los resultados de las diligencias periciales.

Autoridades de la Estación de Florencio Varela se encargan de investigar lo ocurrido, en tanto se resolvió una profundización de los peritajes.

Intervino en la causa, que preventivamente fue caratulada “Suicidio”, la Unidad Funcional N° 5 de Florencio Varela, dependiente de los tribunales quilmeños.