16 mayo, 2021

El gobierno oficializó el aumento del 9% en las tarifas eléctricas de Edenor y Edesur

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).  Mediante dos resoluciones del Ente Nacional regulador de la Electricidad (ENRE), el gobierno oficializó el aumento del 9% a las tarifas de energía eléctrica que prestan las distribuidoras Edenor y Edesur, lo que fue motivo de tensiones en el día de ayer, cuando el ministro de Economía, Martín Guzmán, buscó la salida del subsecretario de Energía Eléctrica de su propia cartera, Federico Basualdo, que sin embargo se mantiene en su cargo, al que llegó con el apoyo de la vicepresidente Cristina Kirchner.

La resolución 106, firmada por la interventora del ENRE, la abogada María Soledad Manin, que responde a Basualdo, dispone el aumento de las tarifas de Edenor, que a partir del 1 de mayo pasará a percibir una tarifa media de $ 5,127 por kilovatio/hora, y la resolución 107 dispone que, también a partir de hoy, la tarifa media de Edesur pasará a ser de $ 5,020 por kilovatio/hora.

Además de las resoluciones, en el Boletín Oficial se publicaron anoche 7 anexos técnicos y cuadros concernientes a la prestación del servicio eléctrico, pero las precisiones pertinentes para los usuarios residenciales serán las que en los próximos días publiquen las distribuidoras con los nuevos cuadros tarifarios, ya que las resoluciones aumentan la llamada “tarifa media”.

En un comunicado, el ENRE señaló que la adecuación se dispone “en el contexto de la negociación del Régimen de Transición Tarifaria (…) para alcanzar una solución de coyuntura que garantice la continuidad, accesibilidad y normal prestación de este servicio público esencial”.

Podría haber sido peor

En línea con el discurso oficial, el ente regulador también resaltó que “de continuar vigentes los ajustes previstos en la Revisión Tarifaria Integral (RTI( de 2017, así como la política de quita de subsidios al precio de la energía que implementó el gobierno de Cambiemos, las tarifas del servicio de electricidad en el AMBA serían hoy, en promedio, un 160% más elevadas”.

La agencia intenta complementar la aridez técnica de las resoluciones que disponen los aumentos para Edenor y Edesur señalando que “desde diciembre de 2019, el gobierno del Frente de Todos ha priorizado la necesidad de morigerar el impacto tarifario sobre el poder adquisitivo de familias, comercios e industrias, en el contexto de emergencia económica, sanitaria y energética declarada por la Ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva; y más aún bajo la emergencia sanitaria que atraviesa la Argentina en el marco de la pandemia por el virus SARS-COV 2”.

Por eso, dice, “desde el ENRE continuamos trabajando por una política tarifaria que preserve la economía de los hogares y acompañe la recuperación de la actividad económica y productiva”.

El trasfondo político de este aumento es la disputa política a partir de la decisión del ministro Guzmán, de hacerle pedir la renuncia al subsecretario Basualdo, que sin embargo no renunció aún y es sostenido por el kirchnerismo.

Resta ver aún si el aumento del 9% para Edenor y Edesur (distribuidoras del interior ya tuvieron aumentos en sus áreas de prestación) es el único hasta las elecciones o habrá algún aumento posterior, como aspira Guzmán para mantener bajo control el monto total de los subsidios a la energía.