26 octubre, 2021

Un policía mató a tiros a su pareja con su arma reglamentaria y luego se suicidó

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Durante la madrugada de este sábado, vecinos del barrio San Martín de la ciudad cordobesa de Alta Gracia se sobresaltaron al escuchar disparos. Tras dar aviso a la policía, se descubrió que un efectivo mató a tiros a su pareja con su arma reglamentaria y luego se suicidó.

El femicidio ocurrió en la vivienda que compartían, ubicada en la calle Godoy Núñez. La víctima fue identificada como Silvia Carolina Figueroa (37): también era policía, con el rango de sargento, y prestaba servicios en un local de Tarjeta Naranja como adicional. El agresor, en tanto, se llamaba Carlos Rubén Suárez (42).

Minutos más tarde, el efectivo de 42 años fue encontrado en el cementerio La Paloma, donde se habría dirigido después de consumar el crimen para quitarse la vida frente a la tumba de su padre.

Luego de asesinar a su pareja, el efectivo se dirigió al cementerio La Paloma, donde se quitó la vida con un disparo junto a la tumba de su padreLuego de asesinar a su pareja, el efectivo se dirigió al cementerio La Paloma, donde se quitó la vida con un disparo junto a la tumba de su padre

De acuerdo con el portal Alta Gracia Noticias, la pareja tenía dos hijos adolescentes (Benjamín de 21 y Agustina de 20) y la menor de ellos presenció el hecho e intentó separar a sus padres durante la discusión.

Por el caso intervino la Fiscalía de Instrucción del 2° turno de Alta Gracia. El fiscal Alejandro Peralta Ottonello, caratuló la causa como “muerte de etiología dudosa”, hasta tener el resultado de las pericias. “Sin descartar ninguna hipótesis de investigación aparentemente se trataría de un homicidio intimo por vínculo de pareja y por violencia de género, seguido de suicidio”, sostuvo la fiscalía en un comunicado que emitió horas después de iniciada la investigación.

En el informe se detalla, además, que tanto la víctima como su victimario integraban la departamental Santa María y que no existirían denuncias por antecedentes de violencia.

Según distintos medios locales, en mayo pasado, la sargento Silvia Carolina Figueroa fue noticia cuando logró salvarle la vida a un bebé que se había ahogado y no respiraba. “Figueroa había sido la encargada de atender el llamado desesperado de una mujer con su pequeño bebé de un mes y explicarle cómo realizar maniobras de Heimlich. A los pocos minutos, el pequeño volvió a respirar”, contaron desde la Redacción Alta Gracia.

Silvia Carolina Figueroa también era policía, con el rango de sargento, y prestaba servicios en un local de Tarjeta Naranja como adicional (Facebook)Silvia Carolina Figueroa también era policía, con el rango de sargento, y prestaba servicios en un local de Tarjeta Naranja como adicional (Facebook)

La semana pasada ocurrió un hecho similar en la capital de Corrientes. Carlos Ramón Maciel, un policía retirado de 55 años, fue detenido, acusado de haber sido el instigador del crimen de su ex pareja, Juana Rosa Rojas, de 52. Tras su arresto, el hombre se negó a declarar y permanece detenido en una División de Investigación correntina.

Entre el 1 de enero y el 30 de agosto del 2021, en Argentina, 142 mujeres fueron asesinadas por violencia de género. En otras palabras, se registra 1 femicidio cada 40 horas. En el 60% de los casos -de acuerdo con el relevamiento efectuado por la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá)- el femicida es la pareja o ex pareja de la víctima.

El informe también detalla que el 13% de los femicidios fueron cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad -policías, militares o del servicio penitenciario, ya sean activos o retirados-, donde en el 32% de los casos, los femicidas utilizaron su arma reglamentaria. En cuanto al lugar del hecho, el 62% de los femicidios fueron cometidos en la vivienda de la víctima o en la vivienda compartida, mientras que 13% de los femicidios fueron en la vía pública y el 6% de los femicidios fueron en descampados.