2 febrero, 2023

El Gobierno advirtió que no concederá más planes sociales y pide que se levante la protesta para sentarse a una mesa de diálogo

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).  El Gobierno nacional sigue firme en su idea de no aumentar los planes Potenciar Trabajo y no tiene previsto sentarse a una mesa de diálogo con las organizaciones sociales, hasta que no levanten la medida de protesta que incluyó un acampe ante el ministerio de Desarrollo Social, en plena avenida 9 de julio, y una movilización hasta el ministerio de Trabajo, donde hoy se reunirá el Consejo del Salario.

La protesta, que abarca desde la sede del organismo que está a cargo de Juan Zabaleta en avenida Belgrano y Lima hasta la avenida San Juan, ya lleva 24 horas. El ministerio ofreció ayer por la tarde a los manifestantes una reunión con el viceministro Gustavo Aguilera, pero la propuesta fue rechazada porque pretenden hablar únicamente con el ministro.

Los carteles reflejan el descontento social por la suba de la inflación y el impacto en el costo de los alimentosLos carteles reflejan el descontento social por la suba de la inflación y el impacto en el costo de los alimentos

Este martes, mientras se producía el corte, Zabaleta participaba de la presentación de un programa destinado a recuperar a 100 mil personas que no terminaron la escuela para que finalicen sus estudios, en conjunto con la cartera de Educación, que orienta Jaime Perczyk. Y esta mañana fue hasta la localidad bonaerense de Marcos Paz apar inaugurar un Espacio de Primera Infancia.

Con la calle cortada, el ministro no los recibe. Ya quedó demostrado en varias oportunidades que no es necesario cortar la calle para sentarse a una mesa a dialogar y encontrar soluciones. De todos modos, hay un equipo que dialoga permanentemente con las organizaciones sociales, iglesias y organizaciones no gubernamentales (ONG) y está dialogando con quienes se movilizaron”, dicen en el ministerio que orienta el ex intendente de Hurlingham.

Una buena parte de quienes se movilizaron a la 9 de julio se trasladó esta mañana a la sede del ministerio de Trabajo, en Leandro N. Alem al 600 y se cortó el tránsito en ambos sentidos, impidiendo la circulación de los colectivos que utilizan el Metrobus. Allí se reunirá el Consejo del Salario que establecerá los nuevos montos del monto mínimo que perciben los trabajadores. Hasta el momento son $ 33.600 y se negocia un incremento cercano a los 10 mil pesos. Sobre ese salario mínimo se establece lo que se cobra por los planes Potenciar Trabajo, la mitad de un salario mínimo.

La gente pasó la noche frente al Ministerio de Desarrollo y se moviliza hacia el Ministerio de Trabajo (Foto: Franco Fafasuli)
La gente pasó la noche frente al Ministerio de Desarrollo y se moviliza hacia el Ministerio de Trabajo (Foto: Franco Fafasuli)

Este encuentro institucional se realizará desde las 15, aunque una hora antes comenzará a deliberar la comisión de Salario Mínimo, Vital y Móvil y Prestaciones por Desempleo, lo que luego se debatirá en sesión plenaria de los 32 integrantes del organismo -16 por sector- bajo la supervisión de los funcionarios laborales. De las reuniones participará el ministro de Trabajo, Claudio Moroni. Según las fuentes oficiales, la nueva mejora podría rondar el 40%, y habría otra revisión este año.

Desde los movimientos sociales piden que el incremento sea mucho mayor. Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero, reconoció que piden “la universalización de la ayuda, que los beneficiarios se inscriban en un registro para que no sea manejado por ninguna organización. Es una propuesta que ya se la elevamos al ministro anterior, Daniel Arroyo, pero que no aceptaron”.

“Estamos protestando porque a los comedores populares para que coman los pibes pobres solamente nos mandan polenta y harina. Desde que estalló la pandemia esto se profundizó. Y será peor después del acuerdo con el FMI. Con esa alimentación es imposible que los chicos se desarrollen intelectualmente”, dijo en declaraciones a América 24.

Belliboni también detalló que “los jubilados que cobran la mínima, que son la mayoría, la están pasando muy mal. No nos llega aceite ni leche a los comedores, por eso queremos hablar con Zabaleta”.

Además de la marcha de hoy al Ministerio de Trabajo, está previsto que para el 31 de marzo haya movilizaciones y cortes de ruta en todo el país. Y, en caso de no obtener las respuestas que pretenden de parte de las autoridades, la Unidad Piquetera planea otro acampe frente a la cartera de Desarrollo Social, pero esta vez, por 48 horas. Como cuarta medida resolvieron “prepararse para la construcción de una gran marcha federal”.