2 julio, 2022

“¡Devuélvanla ya!”, el grito en la marcha a un año de la desaparición de Guadalupe Lucero

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Hace exactamente un año que nada se sabe de Guadalupe Belén Lucero Cialone. La nena, que ahora tiene 6 años, fue vista por última vez la tardenoche del 14 de junio de 2021, cuando jugaba en la puerta de la casa de su tía del barrio 544 Viviendas de la ciudad de San Luis junto a sus primos y primas. En el primer aniversario de su desaparición y sin novedades ni pistas concretas sobre su paradero, su familia marchó junto a organizaciones sociales, políticas, sindicales y feministas en la capital puntana.

La movilización se inició alrededor de las 17 de este martes en la esquina de Colón y Bolívar con el descubrimiento de un mural. De allí, los manifestantes se trasladaron hasta la sede del Poder Judicial de San Luis donde se exhibió un video que recopiló la familia e intervenciones artísticas para recordar a la menor.

Guadalupe tiene tez trigueña y al momento de su desaparición tenía el cabello lacio por debajo de los hombros y un lunar en la mejilla izquierdaGuadalupe tiene tez trigueña y al momento de su desaparición tenía el cabello lacio por debajo de los hombros y un lunar en la mejilla izquierda

Los manifestantes mostraron su enojo porque el edificio judicial fue vallado. “Así, con cero empatía, actuaron siempre. Qué se podía esperar a un año. ¿Será miedo? ¿A qué? Claramente dijimos que iba a ser una manifestación pacífica. Nuestra intención no es la violencia. Solo queremos ser escuchados, queremos Justicia por Guada. Que se la encuentre con vida, cómo se la llevaron”, había reprochado este mediodía en las redes sociales la mamá de la nena, Yamila Cialone.

Eric Lucero, padre de Guadalupe, también se expresó este lunes a través de las redes: “Hoy hace un año, hija, que no te tengo. Hace un año que no te abrazo, hace un año que no puedo verte jugar. Todos los días sufro tu ausencia, mi amor. Hoy hace un año que estoy muerto en vida, hija. Hoy hace un año que pregunto ‘¿dónde estás Guadalupe?’. Le pido a Dios que te cuide, estés donde estés. Papá nunca va a perder las esperanzas, mi reina”.

Guadalupe tiene tez trigueña y, al momento de su desaparición, tenía el cabello lacio por debajo de los hombros y un característico lunar en la mejilla izquierda.

La recompensa de cinco millones de pesos por datos para dar con el paradero de la nena sigue vigenteLa recompensa de cinco millones de pesos por datos para dar con el paradero de la nena sigue vigente

A fines de abril pasado, cerca de 100 gendarmes realizaron nuevos rastrillajes en un predio de 60 hectáreas de la capital puntana, cercano a donde desapareció, pero no surgieron de esas intervenciones elementos que puedan dar con el paradero de Guadalupe.

Solo se encontró “una calza pequeña, de color oscuro y rajada, unas botitas número 30 y restos óseos quemados”. A pesar de la expectativa que generaron esos hallazgos, la madre de la nena descartó que pertenezcan a su hija cuando fue citada para reconocerlos.

“Yo estoy buscando a mi hija viva y no encontrarla en un rastrillaje. Esto es un circo mediático, buscan en un lugar público que la gente lo usa como basural y como medio de camino para animales”, dijo Cialone en una de sus publicaciones de Facebook, por donde se expresa regularmente sobre la búsqueda de su hija.

La recompensa de cinco millones de pesos por datos para dar con el paradero de Guadalupe, establecida por el Ministerio de Seguridad, continúa vigente.

Desde el inicio de la investigación se realizaron más de 400 allanamientos y se peritaron más de 100 celulares (fiscales.gob.ar)Desde el inicio de la investigación se realizaron más de 400 allanamientos y se peritaron más de 100 celulares (fiscales.gob.ar)

En los últimos meses, se hicieron más de 400 allanamientos, se les tomó declaración a un centenar de familiares y vecinos, y se secuestraron y peritaron más de 100 celulares, sin aportes sustanciosos para la investigación que lleva adelante el equipo federal de fiscales integrado por Cristian Rachid, Leonel Gómez Barbella, Marcelo Colombo y Alejandra Mángano.

Hay tres hipótesis: que la menor haya sufrido un accidente, que haya sido víctima de un secuestro -por el cual nunca se pidió rescate-, o que se haya ido con un conocido. Cuál tiene más fuerza hoy en el expediente es algo que se maneja con estricta reserva. Sin embargo, un fantasma histórico del caso está prácticamente descartado para los detectives: la posibilidad de que se trate de un caso de trata de personas.

Al día de hoy no existen elementos o testimonios en el expediente que indiquen que Guadalupe haya sido secuestrada para ser vendida a explotadores de chicos. Tampoco hay una línea que vincule a la familia o allegados de la menor al comercio sexual.

Los fiscales ordenaron que se realice una reconstrucción de las circunstancias que rodearon la desaparición (Ministerio de Seguridad de San Luis)Los fiscales ordenaron que se realice una reconstrucción de las circunstancias que rodearon la desaparición (Ministerio de Seguridad de San Luis)

En las últimas horas, los fiscales ordenaron que se realice una reconstrucción de las circunstancias que rodearon la desaparición de Guadalupe. La medida, que está prevista para las próximas semanas, tiene como objetivo contribuir al “esclarecimiento del hecho” y a la adopción de nuevas diligencias probatorias tendientes a “dilucidar aquellos puntos que surjan durante su desarrollo”, explicaron desde el Ministerio Público Fiscal.

El operativo de reconstrucción estará a cargo de la División Criminalística de la Gendarmería, con la colaboración del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas del Ministerio de Seguridad de la Nación.