2 julio, 2022

Las 24 preguntas clave para entender el caso del avión venezolano retenido en Ezeiza

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Este martes se cumplieron ocho días desde que el avión de carga con bandera venezolana que pertenecía a una empresa iraní aterrizó en Argentina, pero sólo cuatro desde que la medida de inmovilizarlo retener los pasaportes de sus tripulantes iraníes tomó estado público. Aquí, un punteo para comprender el complejo escenario detrás de un conflicto diplomático que trascendió a nivel internacional en la última semana.

¿Qué ocurrió y cuándo?

¿Qué generó sospechas sobre el avión y sus tripulantes?

En el avión, según información de inteligencia enviada a Argentina, viajaban al menos cinco iraníes, algunos de ellos con supuestos vínculos con la Fuerzas Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en operaciones de inteligencia militar. Entre la tripulación también había 14 venezolanos y a las autoridades argentinas les sorprendió la cantidad de personas, más del doble de lo necesario. Desde un principio, según trascendió, al avión lo estaban esperando con información de inteligencia que habían aportado varias agencias internacionales. Rápidamente intervino la PSA, la Aduana, Migraciones y la PFA en un operativo conjunto. En este escenario, las empresas YPF y Shell se niegan a venderle combustible por las alertas internacionales.

¿Qué hipótesis se destaca por detrás de las sospechas?

Una de las hipótesis es que el viaje a Buenos Aires es parte de una maniobra más profunda. “Serían pruebas de reconocimiento de rutas”, deslizó uno de los investigadores en diálogo con Infobae.

¿Qué había declarado oficialmente el vuelo?

Transportaba autopartes para una empresa automotriz, se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada”, dijo una alta fuente de la PSA.

El avión que está retenido en la Argentina por orden del Gobierno (Sebastian Borsero)
El avión que está retenido en la Argentina por orden del Gobierno (Sebastian Borsero)

¿Cuáles son las características del avión?

Se trata de un Boeing 747-3B3(M) con matrícula YV3531 y de la empresa Emtrasur, que aterrizó el lunes 6 en el aeropuerto de la provincia de Córdoba por la neblina que había en Buenos Aires, pero luego llegó a Ezeiza. El avión en configuración “cargo”, fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y actualmente es propiedad de Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), esta última sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros y Sanciones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

¿Cuándo llegó al país el vuelo?

El avión aterrizó el lunes 6 en el aeropuerto de Córdoba por la neblina que había sobre Buenos Aires, pero dos horas más tarde, a las 14.35, llegó a Ezeiza, donde lo estaban esperando.

¿Qué ocurrió con el avión entre el lunes 6 y el viernes 10?

El miércoles 8 a la tarde, el avión intentó viajar a Uruguay para cargar combustible y de esa manera poder regresar a Venezuela, pero el gobierno de ese país decidió cerrar el espacio aéreo y le impidió la maniobra. Por ese motivo, volvió a Ezeiza. En un operativo conjunto, con intervención de PSA, Aduana, Migraciones y la PFA, revisaron varias veces el avión. “Transportaba autopartes para una empresa automotriz. Se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada”, dijo una fuente oficial.

¿Desde dónde llegó el avión en la previa al lunes 6 de junio?

“Vinieron desde México, tenían un acuerdo con un broker para cargar combustibles pero se les cayó en el camino. En ese momento ni YPF ni Shell le van a cargar combustible”, explicó una fuente al tanto del operativo.

Gholamreza Ghasemi (izquierda), el piloto de la aeronave retenida en Ezeiza, junto al copiloto
Gholamreza Ghasemi (izquierda), el piloto de la aeronave retenida en Ezeiza, junto al copiloto

¿Quiénes son los 5 iraníes?

Los cinco iraníes que viajaba en el avión, según pudo saber Infobae, son Mohammad Khosraviaragh; Gholamreza Ghasemi; Mahdi Mouseli; Saeid Vali Zadeh; y, Abdolbaset Mohammadi.

¿Por qué las miradas recayeron sobre Gholamreza Ghasemi Abbas?

Se intenta determinar si tiene relación directa con la Guardia Revolucionaria Iraní. Hace un mes, estuvo en Paraguay con el mismo avión para trasladar un cargamento de cigarrillos a Aruba. Ghasemi Abbas, nacido el 22 de noviembre de 1958, sería accionista y miembro de la junta directiva y director ejecutivo de la aerolínea Qeshm Fars Air, utilizada por la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) para mover armas y equipamiento militar a Siria durante la guerra civil en ese país. Su nombre además coincide con el de un ex oficial de la Guardia Revolucionaria Iraní.

¿Qué son las Fuerzas Quds de Irán?

Fuerzas Quds, una división de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica especializada en operaciones de inteligencia militar.

¿Qué medidas se tomaron tras la inmovilización del avión?

El Gobierno decidió retener los pasaportes de los tripulantes mientras se define la situación del avión. “Se les retuvo el pasaporte, solo pueden salir del país en un vuelo de línea”, aseguró entonces una fuente de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). La decisión se basó en el artículo 35 de la Ley de Migraciones que habla de una “sospecha fundada que la real intención que motiva el ingreso difiere de la manifestada al momento de obtener la visa o presentarse ante el control migratorio”. Para el juez Federico Villena, que en los días posteriores tomó las riendas del caso, la Dirección de Migraciones actuó en el marco de sus facultades: “Los motivos que fundan la retención del pasaporte de los beneficiarios de la acción no encuentran sustento en la falta de visado sino en la sospecha razonable de que la razón esgrimida al ingresar podría no ser la real o verdadera”. Mientras se investigan sus antecedentes, los ciudadanos extranjeros quedaron alojados en un hotel de la zona de Ezeiza.

Gholamreza Ghasemi, durante el operativo impulsado por el juez Villena esta mañana en el hotel donde permanece en EzeizaGholamreza Ghasemi, durante el operativo impulsado por el juez Villena esta mañana en el hotel donde permanece en Ezeiza

¿De qué manera intervino la Justicia?

Si bien en un principio se interpretó como un tema administrativo, el día siguiente (sábado 11) intervino la Justicia Federal para la investigación de un posible delito. El abogado Rafael Resnick Brenner presentó un habeas corpus ante el juzgado federal de Lomas de Zamora, a cargo de Federico Villena, para que se libere la aeronave y se devuelva los pasaportes a todos sus tripulantes. El abogado y ex funcionario de la AFIP sostuvo que se estaba afectando la libertad ambulatoria de los tripulantes del avión: le pidió al juez Villena que disponga la restitución del avión y el aprovisionamiento de combustible para que pueda regresar a Venezuela. Como se trata de un habeas corpus, el juez actuó rápido y le pidió información a Migraciones, a la PSA, a la ANAC, a la Aduana, y a la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA). Villena, el domingo 12, rechazó el habeas corpus y confirmó la decisión del Gobierno de retener los pasaportes a los cinco iraníes y mantener la aeronave detenida mientras se define el conflicto diplomático. A su vez, la fiscal federal Cecilia Incardona impulsó ayer una investigación en torno al avión venezolano-iraní inmovilizado en el aeropuerto de Ezeiza y pidió decretar el secreto de sumario para que no se filtren las medidas de prueba, a lo que hizo lugar el juez Villena, confirmaron a Infobae fuentes judiciales.

El juez Villena le encargó a la Policía de la Ciudad la pericia de los teléfonos y tablets secuestrados a los tripulantes del avión sospechoso
 (Maximiliano Luna)El juez Villena le encargó a la Policía de la Ciudad la pericia de los teléfonos y tablets secuestrados a los tripulantes del avión sospechoso (Maximiliano Luna)

¿Cómo respondió a un oficio del juez la PSA sobre los operativos?

“Para la realización de dichos controles se utilizaron detectores de trazas, canes especializados en la búsqueda de explosivos y narcóticos, como así también se sometieron de manera aleatoria para su control por equipos de rayos x alguno de los pallets de la carga en cuestión; dichos controles arrojaron resultado negativo en cuanto a la presencia de elementos prohibidos”, le respondió la PSA a Villena sobre los operativos.

¿Qué otros operativos se desarrollaron?

El miércoles 8 también hubo un operativo conjunto, con intervención de PSA, Aduana, Migraciones y la PFA, para revisar la carga del avión. “Transportaba autopartes para una empresa automotriz. Se revisó la carga varias veces, pero no se encontró nada extraño y fue liberada”, dijo una fuente oficial. El viernes, cerca de las 19 horas, cuando el escándalo ya era público, por un pedido de informes del diputado Gerardo Milman, la PSA volvió a inspeccionar el avión en presencia de los tripulantes.

¿Cuáles son las últimas medidas tomó el juez Villena y cuál es el rol que tomó la DAIA?

El juez federal le ordenó el domingo 12 a la Dirección de Migraciones que retenga el pasaporte de los cinco iraníes que viajaban en el avión inmovilizado por otras 72 horas. Además, aceptó como querellante a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), que presentó una denuncia y solicitó varias medidas de prueba. Villena también le ordenó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que informe “cualquier movimiento que se produzca sobre la aeronave matrícula venezolana de la empresa Emtrasur­, la cual se encontraría en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza Ministro Pistarini”. Además, solicitó que se libre un oficio a la compañía que recibió las autopartes, al Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, para que se expida al respecto de la aeronave, y que se libre un exhorto a Interpol para que se expida al respecto de los pasajeros que venían en el vuelo. Villena, este martes 14 , le encargó al área de Cibercrimen de la Policía de la Ciudad la pericia de los teléfonos y tablets secuestrados a los tripulantes del avión sospechoso. El magistrado decidió correr a las fuerzas de seguridad nacionales porque están involucradas en la investigación.

Volkswagen tiene su planta de producción en General Pacheco, en la provincia de Buenos Aires
Volkswagen tiene su planta de producción en General Pacheco, en la provincia de Buenos Aires

¿Qué dijo Volkswagen sobre las piezas para automóviles que traía el avión venezolano-iraní retenido?

El avión transportaba piezas para la fabricación de asientos y panel de instrumentos para el modelo Taos, que la empresa automotriz Volkswagen produce en la Argentina, en su planta de General Pacheco, y que adquiere a través de la autopartista SAS. “Volkswagen Argentina manifiesta expresamente que no tiene relación alguna con la situación del avión Boeing 747-300 de transporte de cargas de origen venezolano. Volkswagen Argentina S.A compra a Faurecia SAS Automotriz los asientos y panel de instrumentos para el modelo Taos de producción nacional suministrados por SAS. La relación entre el forwarder (agente de carrera) y la compañía aérea para que las piezas para la producción de las mencionadas partes lleguen a la Argentina es algo que Volkswagen Argentina desconoce y no tiene relación alguna con los hechos sucedidos”, explicaron desde la compañía.

¿Cuál fue la sanción del Gobierno de EEUU contra Conviasa?

La aerolínea estatal venezolana, dueña del avión inmovilizado, arrastra una sanción del gobierno de Estados Unidos desde febrero de 2020. En ese momento, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), que depende del Departamento del Tesoro, emitió un alerta y publicó un listado con 40 aviones. La aeronave, que llegó el lunes pasado a Buenos Aires, no estaba en esa nómina porque fue adquirida por Conviasa recién en febrero de este año. “El régimen de Maduro ha comandado aviones de Conviasa para promover su propia agenda política, incluido el traslado de funcionarios del régimen a países como Corea del Norte, Cuba e Irán”, sostuvo la OFAC hace dos años.

¿Qué sospechas existen sobre la empresa Emtrasur y el avión?

La aeronave pertenecía hasta hace muy poco a la empresa iraní Mahan Air, sancionada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los EE.UU. Su nueva propietaria, Emtrasur, es filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa). Por ese motivo, varias agencias internacionales vienen siguiendo hace meses el recorrido del avión. En Ezeiza, al avión lo estaban esperando con información de inteligencia que habían aportado varias agencias internacionales.

¿Cuándo tomó estado público el caso?

El escándalo se filtró a partir de un pedido de informes firmado por Gerardo Milman y otros diputados de Juntos por el Cambio. En esa presentación le pidieron al Gobierno detalles sobre el avión venezolano con matrícula YV3531. “Dado el comportamiento enigmático del vuelo, la propiedad cuanto menos confusa de la aeronave y la composición de la tripulación, es que solicito a mis pares que me acompañen en el presente proyecto”, dice el proyecto en sus fundamentos. “Debido a los vínculos con IRGC Fuerza Quds, sería relevante para la seguridad de los argentinos confirmar, vía huellas digitales, a todos los ciudadanos iraníes que arribaron en este vuelo al país. Debe aclararse cuáles son sus intenciones en nuestro territorio, algo que aún sigue bastante confuso”, opinó el diputado Gerardo Milman. Según detalló el diputado Milman, el 21 de mayo el avión voló desde Caracas a Teherán, Irán; tres días después lo detectaron sobre el Norte de Irán y sobre la costa Sur del Mar Caspio, y el 25 aterrizó en Moscú. Ese mismo día, regresó a Irán y voló desde Teherán hacia Belgrado. Luego, el 4 de junio partió hacia México, donde habría cargado las autopartes que entregó en Ezeiza.

¿Qué ocurrió con los 14 venezolanos?

Los venezolanos están autorizados para volver a su país, pero solo lo pueden hacer en un vuelo de línea. El lunes 13 había trascendido que los venezolanos de la tripulación tenían previsto abordar un avión de Conviasa, la aerolínea venezolana dueña de la aeronave inmovilizada. Esa aeronave finalmente no aterrizó esta madrugada de martes 14 de junio. en Ezeiza. Una fuente judicial descartó a Infobae que el operativo de esta mañana en el hotel de Canning tenga relación con ese trascendido.

¿Cuándo llegó a Paraguay el avión y para qué?

Los investigadores pusieron la mira en un vuelo realizado por esa aeronave el 13 de mayo entre Paraguay y Aruba, una pequeña isla del Caribe ubicada frente a las costas de Venezuela. En ese caso, el avión de Emtrasur declaró transportar un cargamento de cigarrillos valuado en USD 755 mil. El avión salió desde Venezuela y aterrizó en el aeropuerto Guaraní, en la ciudad de Minga Guazú, a solo 13 kilómetros de Ciudad del Este. Al igual que en el vuelo que llegó a Ezeiza, la tripulación estaba integrada por venezolanos e iraníes. Según el manifiesto del vuelo, publicado por medios paraguayos, fueron 7 iraníes y 11 venezolanos. Todos se alojaron en el hotel Dazzler de Ciudad del Este. De los 7 iraníes, apenas dos coinciden con los tripulantes del vuelo a Ezeiza que esperan una definición en un hotel de Caning: Gholamreza Ghasemi y Abdolbaset Mohammadi. Ghasemi también fue el piloto del vuelo a Buenos Aires.

¿Cuál es la empresa aseguradora de la aeronave?

La aseguradora de la aeronave venezolana es una empresa iraní: RAZI INSURANCE CO.

Nicolás Maduro junto al iraní Ebrahim Raisi (Reuters)
Nicolás Maduro junto al iraní Ebrahim Raisi (Reuters)

¿El contexto de la política internacional del hecho?

Las repercusiones del conflicto diplomático llegaron rápidamente hasta Los Ángeles, donde el presidente Alberto Fernández cerró anoche su participación en la Cumbre de las Américas. A nadie se le escapó el dato de que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, está de visita en Irán, un estado fundamentalista acusado de participar en los ataques terroristas a la Embajada de Israel y a la AMIA. “Alberto Fernández ha hecho un discurso firme, claro, valiente y puso todo en su lugar”, dijo Maduro en las últimas horas sobre el discurso del presidente argentino en Los Ángeles.