8 agosto, 2022

El BCRA vendió otros USD 95 millones en el mercado y terminó la primera semana de agosto con saldo negativo de USD 700 millones

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El Banco Central terminó su participación en el mercado de cambios este viernes con ventas por USD 95 millones, para totalizar en los primeros días de agosto cerca de USD 700 millones de ventas netas en el mercado.

La entidad monetaria debió efectuar ventas en el segmento de contado (spot) por octava sesión consecutiva, a pesar del importante volumen operado del orden de los USD 470,8 millones en el día.

En el inicio de agosto, el BCRA acumuló ventas en el mercado interbancario por unos USD 700 millones de dólares. Además pasó a negativo por su intervención en 2022con ventas netas en la plaza mayorista por USD 79 millones, cuando había obtenido un saldo neto a favor en el mismo lapso del año pasado de unos USD 7.283 millones al 5 de agosto de 2021.

“Si se mira el mercado de cambios desde el 10 de diciembre de 2019, el BCRA mantiene una posición compradora por unos USD 2.000 millones. Para esta misma fecha de 2020, primera semana de agosto, el BCRA llevaba vendidos respecto del 10 de diciembre del año anterior USD 2.600 millones”, precisaron fuentes del mercado. “No es una cuenta lineal, pero si se compara la primera semana de agosto de 2022 respecto de la posición en el mercado de cambios del BCRA en la primera semana de 2020, hoy está más de USD 4.500 millones arriba”, añadieron.

“El mercado está esperando detalles, medidas concretas para poder corregir la situación fiscal y que eso derive en una menor emisión monetaria y en una menor presión en la brecha cambiaria, que es lo que termina obstaculizando la acumulación de reservas del Banco Central, en un contexto donde no hay financiamiento internacional y por lo tanto se depende del flujo de liquidación de divisas”, explicó Federico Furiase, director de Anker Latinoamérica.

“En el balance del Banco Central las reservas netas bajaron de USD 12.000 millones en diciembre de 2019 a la zona de 2.500 a 3.000 millones de dólares. Y en paralelo, con ese deterioro del activo principal del Banco Central que tuvimos en las ‘película’ de diciembre de 2019 a la actualidad ,crecieron los pasivos del Banco Central. La Base Monetaria creció por debajo de la inflación, pero sobre todo crecieron los pasivos remunerados del Banco Central. Las letras de Liquidez (Leliq) se multiplicaron casi por siete y pasaron de la zona de un billón de pesos a $8 billones contando los Pases pasivos”, precisó Furiase, en una charla convocada por el Grupo IEB (Invertir en Bolsa).

“Y ahí está el gran desequilibrio monetario, es decir, tenemos casi dos bases monetarias en lo que son los pasivos remunerados del Banco Central de corto plazo, y eso refleja el principal daño, más que lo económico, reflejado en el frente monetario cambiario, y qué es lo que explica esta brecha cambiaría del 100%, que es el principal obstáculo para que el Banco Central acumula reservas, que es lo que necesitamos para contener expectativas de devaluación e inflación”, concluyó Furiase.

  • Las reservas brutas cayeron el jueves a USD 37.332 millones, el monto más bajo desde el 23 de marzo último

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones indicaron que “se esperan novedades sobre nuevos tipos de cambio que incentiven la liquidación de exportadores. El dólar “soja” lanzado la semana pasada tuvo el efecto contrario al esperado: no sólo trajo una mejor muy marginal para el tipo de cambio efectivo para productores (+15%), sino que aún no fue implementado, por lo que la liquidación desaceleró”.

“Según trascendidos, el dólar ‘soja’ pasaría a ser un dólar ‘agro’ -se incluirían todos los cultivos-, se extendería el plazo hasta fin de año -era hasta el 31 de agosto- y se mejoraría el tipo de cambio efectivo”, añadieron desde Portfolio Personal.