30 noviembre, 2023

Wado de Pedro traspasará la organización de las elecciones a la secretaría general de la Presidencia

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Los coletazos del cierre de listas siguen provocando efectos el Gobierno, también organizativos. El más reciente es la decisión del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, de traspasar la Dirección Nacional Electoral (DINE), hasta ahora dependiente de la Secretaría de Asuntos Políticos de su cartera, a la Secretaría General de la Presidencia que conduce Julio Vitobello, alfil de Alberto Fernández. La determinación, tomada seis días después de la presentación de candidatos, se tomó para evitar un conflicto ético en las próximas elecciones primarias debido a que “Wado”, que no pudo ser precandidato a la Presidencia, disputará una banca en el Senado en las PASO.

“A pesar de que su precandidatura no presenta incompatibilidad alguna con su función, Wado de Pedro propuso el traslado del organismo fuera de su esfera, destacando que debemos preservar lo que conseguimos todos juntos: un proceso electoral confiable, transparente, ágil y con el acuerdo de todos los sectores, sacándolo de cualquier discusión coyuntural de campaña”, explicaron desde Interior.

Sin embargo, desde el viernes, cuando Cristina Kirchner corrió a De Pedro de la carrera presidencial tras un acuerdo con Sergio Massa y Alberto Fernández, el cambio quedó en duda. Hasta hoy: a pesar de que el funcionario nacional será candidato a una banca legislativa, desde el ministerio político acaban de confirmar que la decisión de traspasar la DINE se concretará de todas formas.

Marcos Schiavi seguirá a cargo de la Dirección Nacional ElectoralMarcos Schiavi seguirá a cargo de la Dirección Nacional Electoral

La opción de derivarla a Justicia, no obstante, quedó descartada, porque su titular, Martín Soria, también es candidato, aunque a diputado, en su provincia, Río Negro. De hecho, se decidió que el destino de la dirección sea la Presidencia porque la mayoría de los ministros se ubicó en las listas nacionales, incluido el jefe de Gabinete, Agustín Rossi, que disputa la Vicepresidencia. La dependencia de Vitobello era una de las únicas áreas no comprometida políticamente con los comicios, luego de que Alberto Fernández decidiera renunciar a la reelección.

El secretario de la Preisdencia, abogado de profesión y soldado albertista de la primera hora, es el encargado de asistir a Alberto Fernández en el diseño de políticas públicas, la elaboración de mensajes; tareas de ceremonial y protocolo, y relaciones con la sociedad civil. Ahora, asumirá bajo su mando la organización de las elecciones, una tarea compleja que, de todas formas, seguirá a cargo de Schiavi, militante kirchnerista nombrado por De Pedro en 2019, que organizó sus primeros comicios en las Legislativas de 2021 y viene avanzando desde el año pasado con la estructuración de las elecciones generales en todo el país junto a la Cámara Nacional Electoral (CNE).

La semana pasada, por caso, Schiavi había encabezado la cuarta reunión del Consejo de Seguimiento de los partidos políticos. Y ayer había recibido en el Salón de Pueblos Originarios a todos los jueces electorales del país para repasar detalles de organización y financiamiento. Antes, había participado de la firma del Compromiso Ético Digital 2023 con el presidente de la CNE, Alberto Dalla Vía; el vice, Santiago Corcuera; el juez de Cámara, Daniel Bejas; junto a representantes de distintos partidos políticos, del poder judicial y de empresas tecnológicas.

De Pedro, que aún no habló en público desde que lo bajaron de la competencia por el sillón de Rivadavia, resolvió deshacerse de la DINE hoy mismo, y lo confirmó por la tarde, exactamente una semana después de que los líderes de Unión por la Patria anunciaran oficialmente, a través de la cuenta de Twitter de la coalición, que el único candidato en las PASO sería Massa. El movimiento se hará efectivo por decisión administrativa a partir de la semana próxima.