29 mayo, 2022

Cómo se tramitan las legales obleas de estacionamiento para discapacitados

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). En los próximos meses, 13 personas irán a juicio por la compra-venta de permisos truchos, cinco de las cuales terminaron detenidas cuando personal de la Fiscalía General de la Ciudad y del Gobierno porteño las detectó manejando autos con obleas falsificadas.

Los operativos se realizaron a fines del año pasado, por parte de la Fiscalía y con Policía de la Ciudad y agentes del Cuerpo de Tránsito de la Secretaría de Transporte y Tránsito porteña. También participó la Agencia Nacional de Discapacidad.

La investigación judicial está a cargo del fiscal Carlos Rolero Sasturain, titular de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas Nº 31 de la Ciudad. Se inició a mediados del año pasado, luego de que Telefé Noticias denunciara, en un informe con cámaras ocultas, que había algunos empleados de las empresas de acarreo con grúas que vendían certificados apócrifos.

El fiscal ordenó el allanamiento de sedes y oficinas de SEC y STO, las concesionarias que acarrean los autos mal estacionados. La causa está caratulada como infracción al artículo N° 296 del Código Penal, que pena la falsificación de documentos con uno a seis años de prisión.

De acuerdo a la ley, los permisos de estacionamiento se entregan a las personas, no a los vehículos. Y pueden ser utilizados en cualquier rodado.

¿Cómo se tramitan? La oblea para estacionar en sí misma, es un trámite sencillo que se hace en la Agencia Nacional de Discapacidad. Pero para obtenerla hay que presentar un certificado de discapacidad vigente, un documento de validez nacional emitido por una Junta Evaluadora Interdisciplinaria. Se trata de un certificado que se les otorga a quienes tienen una alteración funcional permanente, transitoria o prolongada física, sensorial o mental/intelectual “que implique desventajas considerables para su adecuada integración familiar y social”. Y hay que aclarar que esas alteraciones no son necesariamente visibles. Una sordera o una alteración cardíaca, por ejemplo, no se detectan a simple vista.

El trámite de estos certificados es personal y se inicia en los Servicios Sociales Zonales, donde hay que presentar un certificado médico con el diagnóstico, el estado actual del paciente y las secuelas y consecuencias de su enfermedad. En esa instancia, el solicitante recibe un turno para concurrir al centro de Evaluación y Orientación de la Discapacidad (avenida Ingeniero Huergo 1189), para ser evaluado por una junta interdisciplinaria. Esta junta acredita lo certificado por el médico especialista e identifica las limitaciones para realizar actividades que padece el paciente. Una vez acreditada la discapacidad, el certificado se entrega en el día.

Con este documento, ya se puede gestionar el Símbolo Internacional de Acceso, que es la oblea que permite el libre tránsito y estacionamiento para la persona con discapacidad o quien lo asiste. El documento cuenta con dos ejemplares, uno para ser expuesto en el parabrisas delantero y el otro en la luneta trasera del vehículo.

En 2018, la Agencia Nacional de Discapacidad otorgó 30.159 Símbolos Internacional de Acceso, de los cuales 7.563 fueron entregados a vecinos de la Ciudad.

Para obtener este símbolo, hay que sacar un turno para ir al Departamento Automotores de la Agencia Nacional de Discapacidad (Ramsay 2250). En el día y horario fijados hay que presentarse con el certificado de discapacidad y DNI. Y, si se trata de una renovación, también hay que llevar los símbolos anteriores. Hay que llevar original y copia de toda la documentación. El trámite es gratuito y las obleas se entregan en el momento.

Deja un comentario