28 enero, 2021

El Gobierno suspendió las exportaciones de maíz: sorpresa e incertidumbre entre los productores

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).  Ante la sorpresa y la incertidumbre de los productores, el ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación anunció que suspendió la registración de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para el maíz cuya fecha de inicio de embarque sea anterior al 1 de marzo de 2021, que es el momento que ingresará la nueva cosecha, con la única excepción del maíz pisingallo.

Esta decisión se basa en la necesidad de asegurar el abastecimiento del grano para los sectores que lo utilizan como materia prima en sus procesos de transformación, básicamente la producción de proteína animal como carne de cerdo, pollo, huevos, leche y feedlot, donde el cereal representa un componente significativo de sus costos de producción”, señalaron desde la cartera que conduce Luis Basterra.

Hay que recordar que las Las DJVE son las declaraciones de venta que deben hacer los exportadores de granos y subproductos comprendidos en la Ley 21.453 en el momento en que cierran cada negocio, que suele ser varios meses antes del embarque.

Uno de los primeros dirigentes del campo en opinar sobre la medida, fue el presidente de Confederaciones Rurales ArgentinasJorge Chemes. Al respecto, dijo a Infobae: “Es parte del cepo exportador a los granos y reafirma la empobrecedora política oficial que viene llevando a cabo el Gobierno Nacional de destruir los mercados en beneficio de unas pocas empresas y en perjuicio de 30.000 productores de maíz, a los que se les deprime artificialmente el precio que reciben”.

También se pronunció sobre la decisión de Agricultura, el presidente de la Sociedad Rural ArgentinaDaniel Pelegrina, quien afirmó: “El gobierno destruye la credibilidad de Argentina como proveedor confiable y permanente de granos, al día siguiente al que salimos de un paro desmedido que paralizó el comercio de granos en diciembre. Lamentablemente, hoy se cumplió lo que ya veníamos advirtiendo acerca de las señales negativas que venía emitiendo el Gobierno respecto de la intervención de los mercados y el cierre de exportaciones, en el día de hoy para el maíz”.

Luis Basterra, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación Luis Basterra, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación

Según se desprende de su breve comunicado, la medida de Agricultura no frenaría el flujo de exportaciones de maíz ya comprometidas por la Argentina para el primer bimestre del año que está por comenzar, ya que fueron tramitadas las declaraciones juradas antes que se tome la medida de cerrar las ventas al exterior del cereal.

Y agregaron: “Eventualmente y en función de cómo evolucione la oferta y la demanda, así como de las perspectivas de la cosecha de maíz 2020/21, esta cartera evaluará la reapertura del registro”.

Si bien en el comunicado oficial no abunda en los motivos que llevaron al Gobierno a tomar la decisión, puede existir el temor entre los funcionarios de que el maíz pueda escasear y que esa situación derive en un aumento de los precios internos. Es por eso que buscarían que se normalice la oferta a partir de marzo, que es el momento que empezará a ingresar la nueva cosecha del cereal.

Críticas del presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, al cierre de las exportaciones de maíz 
FOTO: Juan Vargas Críticas del presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, al cierre de las exportaciones de maíz FOTO: Juan Vargas

En una reciente entrevista con este medio, el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA)Roberto Domenech, aseguró que uno de los sucesos que más complican, aún hoy, a la industria fue la dificultad para poder hacerse con el grano amarillo.}

También la medida provoca incertidumbre entre los productores sobre la cuestión de las retenciones. Cada vez que un Gobierno las modificó, como paso previo cerró los registros de exportaciones. El maíz tributa actualmente 12% de retenciones, pero el Ejecutivo Nacional todavía tiene la facultad que le otorgó la Ley de Emergencia Económica que aprobó el Congreso a fines del 2019, para aumentar 3 puntos más dicho impuesto.