1 marzo, 2021

Boca le ganó por penales a Banfield y se consagró campeón de la Copa Diego Maradona

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político).  Boca volvió a gritar campeón en el estadio del Bicentenario de San Juan. El ganador de la última Superliga se por penales ante Banfield tras empatar 1-1 en los 90 minutos y alzó la Copa Diego Maradona; un trofeo más para la nutrida vitrina de la Ribera, que además le sirve para atenuar el dolor por la derrota por 3-0 ante Santos que le impidió llegar a la definición de la Copa Libertadores.

Edwin Cardona se había puesto en ventaja con un enorme remate, pero los auriazules sufrieron la roja a Emmanuel Mas y la lesión de Diego González, por lo que se quedó con 9 hombres. Y en el sexto minuto de descuento igualó Luciano Lollo de cabeza. Sin embargo, en los remates desde los 12 pasos fue más efectivo. Convirtió los cinco remates, mientras que Rodríguez, del Taladro, estrelló el suyo contra el travesaño.

Cada uno con sus armas, el Xeneize y el Taladro saltaron al campo de juego con intenciones de imponer condiciones. Boca, más impetuoso en la búsqueda, con Cardona como lanzador o eje y las bandas como vías preferidas. Banfield, prolijo, presionando recién a partir de mitad de cancha para no ofrecer espacios y atentos para elaborar apenas recuperó la pelota, preferentemente, en tres o cuatro toques.

A partir de los 30 minutos, comenzaron a llegar con algo más de continuidad. Villa, con un remate-buscapié, a los 33, casi abre el marcador. Pero acto seguido llegó el tiro de media distancia de Rodríguez que viboreó en el airea y obligó a una atajada poco ortodoxa de Andrada. Pero tanto Boca como Banfield consiguieron anularse de manera recíproca. Hicieron bien la mitad de la tarea.

Villa intenta desplegar las alas ante el seguimiento de Fabián Bordagaray (REUTERS/Andres Larrovere)Villa intenta desplegar las alas ante el seguimiento de Fabián Bordagaray (REUTERS/Andres Larrovere)

La falta de profundidad continuó en el segundo tiempo. Salvo por algún estiletazo de Payero o Cardona, a los dos equipos les faltó osadía o chispa para quebrar a su contendiente. Hasta que justamente el colombiano frotó la lámpara. A los 19 minutos, recibió volcado sobre la izquierda, apareado por Maldonado. Lo aguantó, enganchó hacia adentro y sacó un remate furioso que hizo temblar la red del Taladro.

Sin embargo, la expulsión de Emmanuel Mas por doble amarilla le dio un segundo aire al Taladro, que apostó a los ingresos de Urzi y Pons como revulsivos. Con empuje, cambió el clima, ante un Boca que terminó con Capaldo de lateral derecho y Buffarini cubriendo el bache por izquierda. Encima, en el descuento se lastimó Diego González, achicando el margen de la resistencia.

En caso de ser campeón el Xeneize, que ya está clasificado para la próxima competencia sudamericana de clubes por ser campeón de la Superliga 2019/20, el beneficiado será Defensa y Justicia, aunque si el Halcón gana la Sudamericana en curso, el que accederá a la Libertadores será San Lorenzo.

Boca Juniors: Esteban Andrada; Julio Buffarini, Carlos Zambrano, Carlos Izquierdoz y Emmanuel Mas; Sebastián Villa, Nicolás Capaldo, Jorman Campuzano, Edwin Cardona; Mauro Zárate y Ramón Ábila. DT: Miguel Ángel Russo.

Árbitro: Rodrigo Tello.

Estadio: Bicentenario de San Juan