15 enero, 2021

Escuchas ilegales: Macri quedó más cerca de ir al juicio oral

La Cámara Federal le negó hoy la posibilidad al jefe de Gobierno porteño Mauricio Macri, de que su procesamiento sea analizado por la Cámara de Casación, por lo que ahora el funcionario deberá evaluar la posibilidad de ir en "queja" directamente ante el máximo tribunal penal .
La decisión de rechazar el recurso de casación fue adoptada por la Sala I de la Cámara, la misma que confirmó el procesamiento de Macri como miembro de una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal.
Según las fuentes, el recurso es "inadmisible" porque el procesamiento no es equiparable a una sentencia definitiva y en el caso no se dictó la prisión preventiva, lo que podría haber ameritado la concesión del planteo. Tampoco fue debidamente desarrollada la hipótesis de gravedad institucional invocada por Macri, sostuvo la Cámara en el fallo de hoy.
Para la Cámara, cuando se confirmó el procesamiento, Macri fue quien insertó al espía Ciro James en su gobierno, le dio un sueldo y la cobertura para que realizara las escuchas y tareas de inteligencia bajo las órdenes del ex jefe de la Policía Metropolitana, el detenido Jorge “Fino” Palacios.
Tras la ratificación de la Cámara, Macri consideró que lo mejor era ir a juicio oral rápidamente y pensó en no apelar , pero a último momento sus abogados presentaron el recurso de Casación para intentar revertir el procesamiento, rechazado hoy por la Cámara.
Ahora, Macri podrá ir en "queja" a Casación, que es el máximo tribunal oral penal del país, y si acepta ese recurso deberá determinar si Macri continúa procesado. También podría dictarle una falta de mérito, o bien sobreseerlo.
En el caso ya interviene la Sala III de Casación que el 2 de agosto pasado ratificó el procesamiento y prisión preventiva al detenido Palacios, aunque con el voto minoritario en disidencia de una de las camaristas, Liliana Catucci, quien cuestionó la investigación de Oyarbide y el encuadre del delito como "asociación ilícita".
Precisamente, fue esa discrepancia de criterios lo que motivó a Macri a presentar la apelación, ante la posibilidad de cambiar el fallo adverso.
El jefe de Gobierno fue procesado en primera instancia por el juez Norberto Oyarbide como integrante de una asociación ilícita, por las intervenciones de llamadas a su cuñado, Néstor Leonardo, y al dirigente de Familiares de Víctimas de la AMIA Sergio Burstein.

Deja un comentario