6 agosto, 2021

Las multas en la Ciudad de Buenos Aires aumentaron un 82,5% y la sanción por exceso de velocidad llega a $156.200

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). El primer día hábil del nuevo año viene con aumento: las multas de tránsito en la Ciudad de Buenos Aires son un 82,5% más caras. El gobierno porteño actualizó el valor del sistema de medición que se toma como referencia para calcular las sanciones a los conductores: lo había anunciado la última semana del año pasado. La unidad fija (UF), el equivalente al costo de medio litro de la nafta de mayor octanaje en la sede central del Automóvil Club Argentino (ACA), pasó de $21,40 a $39,05.

La Subsecretaría de Justicia de la Ciudad verificó que el valor del litro de combustible cuesta ahora $78,10, de modo que estableció el nuevo estándar de la UF en la mitad de su precio y programó su aplicación para el primer día hábil del año. El 82,5% de aumento obedece a una actualización demorada. El mecanismo de renovación de los valores de las multas se creó para que los costos de las sanciones no se vean desfasadas por el avance de la inflación. La actualización es trimestral pero había quedado suspendida en agosto de 2019 por la crisis económica y en febrero y agosto del año pasado por la pandemia del coronavirus. Esos factores explican la abrupta suba de la UF.

Así lo dispone el artículo 20 de la ley 451 del régimen de faltas. Dice, además, que “la Unidad Fija se convertirá en moneda de curso legal al momento en que el infractor efectúe el pago voluntario o el pago del total de la multa impuesta por resolución firme dictada en sede administrativa o sede judicial”. La medida no solo comprende las normas de tránsito sino que rige también la actividad comercial lucrativa, los derechos del consumidor, bromatologías, residuos patológicos, la seguridad y prevención de siniestros, la construcción, las prohibiciones en publicidad.

El costo de 100 UF es el que más se repite en el Régimen de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires: también se aplica para quien utilice el cinturón de seguridad, no respete la prioridad peatonal o las indicaciones de la persona autorizada para dirigir el tránsito, viole la prohibición de ingreso al Microcentro, no cuente con el certificado de la Verificación Técnica Vehicular, manipule teléfonos celulares o utilice equipos reproductores de video, entre otros motivos de punición. A comienzos de siglo, el valor de estas infracciones era de 150 UF: desde el 29 de enero de 2010 algunos de estos indicadores se redujeron un 50 por ciento. Otros crecieron.

Hay sanciones más leves. Son penados con 50 UF -es decir $1.952,50- quienes hagan uso indebido de su bocina, sean responsables de un vehículo automotor que no esté equipado con un dispositivo destinado a controlar la emisión de gases tóxicos, circulen sin la tapa del tanque de combustible, sin espejos retrovisores o con vidrios polarizados que no permitan distinguir a sus ocupantes, quien no respete la prioridad de paso en una bocacalle o circule marcha atrás sin justificación, no porte licencia de conducir, entre otras sanciones menores o no tan difundidas.

El mal estacionamiento costará $3905 pero obstaculizar una rampa para discapacitados tendrá un valor de $11.715El mal estacionamiento costará $3905 pero obstaculizar una rampa para discapacitados tendrá un valor de $11.715

Tapar la patente merece una multa de 1000 UF: $39.050. Violar una luz roja va de $11.715 a $58.575, pasar una barrera baja, de $15.620 a $78.100, superar la velocidad máxima permitida en hasta 20 km/h en calles o avenidas o en hasta 40 km/h en vías rápidas es plausible de $5.857,50, por encima de esos límites $9.762,50 y el exceso de velocidad superior a 140 km/h puede llegar a valores entre $15.620 y $156.200.

En la Ciudad de Buenos Aires, entre enero y noviembre de 2020 se labraron 2.675.832 infracciones de tránsito según informó la Secretaría de Transporte y Obras Públicas porteña: se registró una baja sensible con respecto al año anterior -3.072.702- sujeta a los efectos del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus. El 63,9% de las multas del período enero-noviembre de 2020 fue por exceso de velocidad, la sanción más común en el ámbito porteño fundamentalmente por el aporte de las autopistas, donde se desarrollaron el 87,9% de las infracciones.