3 marzo, 2021

Condenaron a tres meses de prisión efectiva a una de las mujeres que agredió a un policía que les había pedido ponerse el barbijo

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Compacto Político). Una de las mujeres que participó de la agresión a un policía que les había pedido que se pongan el barbijo fue condenada hoy a tres meses de prisión de cumplimiento efectivo. La condenada, Mónica Roxana A., de 33 años, oriunda de Castelar e identificada como la persona que le arrojó piedras al efectivo de la Policía de la Ciudad, provocándole heridas en el rostro, fue encontrada culpable del delito de desobediencia y resistencia a la autoridad, y además fue declarada reincidente.

La resolución lleva la firma de la jueza Susana Parada, a cargo del Juzgado 31 porteño, informó la agencia Télam. Voceros judiciales informaron que la investigación fue llevada adelante por la fiscal Penal, Contravencional y de Faltas 13 Andrea Scanga, y el proceso culminó en un juicio abreviado, en el cual la imputada fue condenada a tres meses de prisión de cumplimiento efectivo.

En tanto, la mujer que se encontraba junto a la ahora condenada al momento del hecho y que también agredió al policía, acordó el acceso a la suspensión del proceso a prueba, ya que no tenía antecedentes.

El agente les pidió que se cubrieran con un tapabocas, ante lo cual las mujeres negaron y comenzaron a insultarlo. Luego, comenzaron a atacarlo con piedras que recogieron de un cantero, una de las cuales impactó en el rostro del policía y le provocó una herida cortante en el labio superior, por lo que tuvo que ser traslado al Hospital Churruca, en Parque Patricios.

Las mujeres huyeron luego de atacar al oficial y fueron detenidas por otros efectivos a tan solo una cuadra, en la esquina de avenida Rivadavia y Ecuador.

Antecedentes

La fiscalía de instrucción del caso la acusó de “haberse apoderado ilegítimamente mediante violencia física en las personas de la suma de diez mil pesos propiedad de Justo A., el 8 de julio de 2014. En dicha ocasión, siendo aproximadamente las 11:30 horas, la nombrada ingresó junto al damnificado a un hotel sito en Catamarca 98 de esta ciudad, para mantener relaciones sexuales. Luego de un tiempo mientras S. se cambiaba, la imputada le dijo que se tenía que ir y se retiró apresuradamente del lugar, momento en el cual el damnificado advirtió que le faltaba el dinero que tenía en su bolso de mano, por lo que salió del hotel en persecución de la imputada”.

La víctima aseguró que había conocido a Mónica un poco antes, que le había ofrecido sus servicios sexuales cerca de la estación de Once.